LEYENDAS MEDICAS

Unas cuantas leyendas difíciles de desarraigar de la Medicina



EL "PRINCIPIO DE ULCERA"
La úlcera es una pérdida de sustancia en la mucosa gástrica, doudenal o esofágica, en forma de excavación de profundidad variable, producida por la acción del ácido clorhídrico y los fermentos gástricos. La alteración morfológica, es decir, úlcera, existe o no existe. El dolor o el ardor de estómago no implica inicialmente el principio de nada, es una simple dispepsia.

EL "CORTE DE DIGESTION"
El baño después de las comidas no interrumpe el proceso digestivo. Lo que tiene lugar es una reacción vascular, especialmente si el agua está muy fría, ya que durante la digestión el aflujo de sangre hacia el aparato digestivo es mayor, reduciéndose en otras zonas, especialmente en el corazón; esto daría lugar a una disminución mayor del retorno de sangre al corazón pudiendo dar lugar a una parada cardíaca. Su nombre real es "hidrocución".

EL "ESTRES PERJUDICIAL"
El "stress" (que se traduce como "presión") es una palabra muy utilizada y, sobretodo, mal utilizada. El stress es todo un fenómeno de reacción del organismo frente a las agresiones de todo tipo; es, por tanto, un mecanismo fisiológico defensivo natural. En realidad el stress es perjudicial cuando fracasa.

EL "PONCHE GRIPAL"
Conocidísimo cóctel formado por leche caliente, miel, coñac y aspirina (aunque alguno añade una yema de huevo como nutriente si existe inapetencia marcada). En realidad la leche aporta nutrientes, al igual que la miel o el huevo, pero son terapéuticamente inútiles; el coñac puede tener un efecto euforizante pero nada más; la aspirina es el único ingrediente útil en la gripe, ya que es analgésica, antiinflamatoria y baja la fiebre, aunque su efecto es el mismo se tome con el resto de ingredientes o sólo con agua.

LA "LUZ ROJA DEL SARAMPION"
El sarampión es una enfermedad exantemática vírica que se presenta inicialmente con rinitis y conjuntivitis, tos, fiebre, unas manchas blanquecinas en el interior de la boca y unas lesiones dérmicas ligeramente sobreelevadas de color rojizo oscuro. El acondicionar la habitación con una luz roja, cortinas rojas, etc, no mejora en nada la enfermedad, en todo caso da la impresión visual de que las lesiones dérmicas mejoran (el color rojo sobre las manchas rojas) y, de existir fotofobia, el paciente se encuentra mejor al suprimir la luz directa.

LOS "GANGLIOS DE LA DEBILIDAD"
El aumento del tamaño de los ganglios linfáticos o adenopatías, es siempre patológico. El término debilidad es muy ambiguo, indicando astenia, cansancio físico o malestar general, síntomas de muchísimas enfermedades. Es la enfermedad, y no la debilidad resultante de ella, el origen de las adenopatías.

LA "SACARINA CANCERIGENA"
Famoso y extendidísimo mito. En una lucha inicial entre los productores de azúcar y los fabricantes de sacarina, los primeros financiaron a laboratorios para que encontraran algún efecto pernicioso en la misma. En 1970 se publicó un trabajo que comentaba la aparición de tumores vesicales en ratas que habían ingerido una mezcla de ciclamatos y sacarina; las dosis utilizadas eran unas 50 veces superior a las indicadas en el hombre en cuanto a los ciclamatos, y unas 94 veces superior en cuanto a la sacarina. Nuevos trabajos nunca demostraron dicha relación cancerígena.

LOS "ALIMENTOS NATURALES"
El gran paradigma de las estupideces. Si lo natural es aquello en lo que no interviene la mano del hombre, podemos parafrasear al doctor Grande Covián cuando dijo que "el único alimento natural para el ser humano es la leche materna", ya que el resto de alimentos es tan natural o antinatural como quiera considerarse.

LOS "INOFENSIVOS PREPARADOS DE HERBORISTERIA"
Otro mito extendidísimo y falsísimo que supone que los preparados de hierbas son a la vez beneficiosos e inofensivos, frente a los preparados comerciales farmacéuticos que están llenos de contraindicaciones y efectos secundarios. Según esta regla el opio, la marihuana, la cicuta o la amanita phaloides, son inocuos al ser naturales. Recordemos además que la mayoría de los fármacos actuales derivan directamente de las plantas y que son relativamente pocos los sintéticos.