SUPERSTICIONES MEDICAS

Existen miles y miles de supersticiones populares relacionadas con la medicina.
Intentaremos no particularizar en ninguna enfermedad o tratamiento en concreto.
La idea es mostrar un pequeño ejemplo de creencias supersticiosas que muchas veces perduran en la conciencia -que no ciencia- popular.

(Podeis encontrar muchísimas más en... "Las Casas del Sufrimiento")


SOBRE MEDICOS Y CURANDEROS

El número siete en orden de descendencia de los hijos, predetermina la disposición de éste a ejercer la medicina. Mejor aún si es el séptimo hijo en una serie del mismo sexo. También serán buenos curanderos los herreros, pastores y verdugos.
La capacidad de curar también la tienen los nacidos en Jueves Santo, Viernes Santo, Nochebuena o el día de la Encarnación.
En Andalucía, se piensa que también tienen la facultad de curar lo incurable los sietemesinos que habían sido concebidos en un día de Luna llena.


El dedo de la mano que se cree tiene el poder de curación es el anular.
El dedo anular es el llamado "dedo médico", de él se servían los médicos antiguos para mezclar sus pociones, pensando que si eran tóxicas el dedo lo notaría pues, era creencia entre los médicos griegos, por ese dedo pasaba la vena del amor que llegaba directamente al corazón.


Los números preferidos en medicina mágica son el 3, el 7 y el 9. Los tratamientos más efectivos serían aquellos que tanto el número de aplicaciones, el número de medicaciones, los días de tratamiento, etc, coincidan con uno de estos números.

Un amplio estudio sobre el Curanderismo se puede encontrar en El Tragaluz de Xibalbá
titulado "Estultolitos: Las Piedras de la Locura".

EL CALENDARIO MEDICO

Los días de la semana:
El lunes no es favorable para los que caen enfermos, aunque sanarán.
El martes es el peor día para someterse a una operación quirúrgica.
El miércoles es un buen día para hacer una consulta médica.
El jueves, los enfermos tardarán en sanar.
El viernes es un mal día para ir al médico, pues la dolencia no curará o el diagnóstico será erróneo.
El sábado no es un buen día para salir del hospital, pues uno se arriesga a regresar pronto.
El domingo es un buen día para que se inicie un tratamiento médico, si no es posible habrá que iniciarlo en viernes.

Los días del mes:
La peor hora del día para las enfermedades (y para todo, se supone) es entre las doce y la una de la noche; las mejores, antes de la doce del mediodía. A pesar de ello, existen unos días más criticos para las enfermedades; estos son:
- Enero: 1, 2, 3, 6, 7, 11, 15.
- Febrero: 1, 8, 20.
- Marzo: 4, 9, 15, 17.
- Abril: 15, 20.
- Mayo: 16, 17, 18, 20.
- Junio: 6.
- Julio: 12, 22, 25.
- Agosto: 16, 17.
- Septiembre: 2, 13, 20.
- Octubre: 6.
- Noviembre: 15, 20.
- Diciembre: 7, 11, 20.

Los días lunares:
La Luna Llena es el momento más apropiado para curar las enfermedades, aunque favorece las hemorragias, por lo que hay que evitar la cirugía. En Luna Creciente es muy improbable que el enfermo muera.
Y como las mareas son efecto de la Luna, éstas también afectan al hombre, siendo malo para un enfermo el que la marea suba, pues se agudizará su enfermedad, y bueno si baja, pues gozará de mayor serenidad.
Por otra parte, las enfermedades que se padecieran en determinados días del ciclo lunar nos orientarían sobre su evolución; veámoslos:
1º- Día no favorable para los que caigan enfermos, pues las enfermedades serán largas.
3º- El que caiga enfermo tendrá una enfermedad grave, de la que sólo le librará un buen régimen de vida.
4º- Las enfermedades inciadas este día serán muy peligrosas.
6º- Las enfermedades inciadas este día carecen de importancia.
7º- Las enfermedades serán cortas y fáciles de tratar.
8º- Día desgraciado para los que enfermen.
9º- Las enfermedades que se contraigan serán muy peligrosas.
10º- Las enfermedades serán mortales si no se acude con el remedio rápidamente.
11º- Las mujeres que enfermen recobrarán la salud penosamente.
12º- Las enfermedades serán peligrosas.
13º- Las enfermedades serán peligrosas.
14ª- Las enfermedades contraídas no serán mortales.
17º- Mal día para inciar tratamientos.
18º- Las enfermedades serán peligrosas.
19º- Las enfermedades no serán peligrosas.
20º- Las enefermedades serán largas.
21º- Las enfermedades serán peligrosas.
22º- las enfermedades serán leves.
23º- Las enfermedades serán largas.
24º- Las enfermedades serán largas, pero no peligrosas.
27º- Este día no debe temerse a las enfermedades.
28º- Las enfermedades serán muy peligrosas si no se busca un remedio rápidamente.

LOS PRONOSTICOS MORTALES

También se cree que hay personas capaces de pronosticar la muerte.
- En Galicia las "especializadas" en este asunto son mujeres que en el bautismo les hicieron las cruces con el "óleo de los difuntos" en vez de con el "óleo de los recién nacidos". También se cree que el que visita un cementerio la Noche de Difuntos sabrá quién morirá durante ese año, aunque corre el riesgo de volverse loco.
- Aunque cualquier persona podría preveerlo, ya que clásicos anuncios de desgracia por los cuales se supone moriría una persona a lo largo de ese año han sido: derramar el aceite, romper un espejo, encender tres cigarrillos con la misma cerilla o reunirse para cualquier acto un total de trece personas.
- En otras ocasiones se lo autopronostica el mismo enfermo: si se pone la mano en el pecho del enfermo mientras duerme y se le pregunta si va a morir o no, el enfermo, inconscientemente, responderá.
- También se cree que el enfermo puede diagnosticar el final de otros, y se piensa que la persona cuyo nombre pronuncie el moribundo, será la próxima en morir.
- A veces lo hace un animal: si un caballo negro durante un cortejo fúnebre posa su mirada sobre una persona, le está anunciando su próxima muerte.
- Y si no, lo hace un santo desde el cielo: existe la llamada "Fe en San Pascual", que se supone que avisa con tres golpes tres días antes de morir una persona, que permite a sus devotos prepararse para morir en gracia de Dios.